¿Realmente estoy fracasando?

29 Marzo 2016 0 Comentarios

Minutos estimados de lectura: 4

Ask Jaume Gurt

PREGUNTA

Querido Jaume, he empezado a leer tu blog y me ha cautivado. Tengo 52 años, tenía un cargo directivo y sufrí una fusión empresarial en plena crisis económica y desde entonces ya he tenido cinco trabajos. No gano ni de lejos lo que ganaba entonces, claro. Pero ha empezado un proceso nuevo para mí, la incomprensión de lo que me rodea. No entiendo esas situaciones en las que no sabes para qué te han contratado y las indicaciones son ambiguas y del tipo de “con tu experiencia ya deberías asumir…”.

La mediocridad, el relativismo, el estar por estar, el hacer por hacer, la falta de objetivos… Recientemente he dejado un empleo en periodo de prueba porque no podía soportarlo y estoy pasando un tiempo ayudando a mis padres a superar un problema grave de salud. Ahora voy a aceptar un trabajo a tiempo parcial como coordinadora de teleoperadores. A veces pienso que esto es un descanso, otras que es un fracaso, y otras que ya nunca podré encontrar un trabajo a la altura de mi cualificación por mi edad. ¿Tú crees que realmente estoy fracasando?

RESPUESTA

Jaume Gurt, Director de Organización y Desarrollo de Personas en Schibsted Spain

jaume-gurt-infojobsQuerida desconocida, muchas GRACIAS por tus palabras, GRACIAS por las profundas reflexiones, GRACIAS por leerme, GRACIAS por mostrarte: solo los valientes son capaces de sostenerlo.

Me hablas de tu momento profesional actual, de tus dificultades, del “asumir” que otros lanzan, incluso planteas el fracaso como opción. Percibo que te sientes como una extraña en un mundo desconocido, pero también percibo conciencia en ti. Siento que tus palabras describen con precisión una buena parte del mundo empresarial que nos rodea. Así les va a muchas empresas, pero las empresas las forman las personas y por tanto a través de ellas puede surgir la transformación. Solo a través de las personas se puede dar el cambio.

No creo que puedas fracasar nunca, porque tú ya has triunfado. Has logrado ser directiva en una gran empresa (de los 20 millones de personas empleables en España solo unos 100K son directivos, y si consideras solo los de una gran empresa este número se reduce mucho más). Creo que ahora simplemente estás en un momento donde las reglas del juego son distintas a las que conoces.

Hace mucho tiempo aprendí a ver las dificultades con nuevos ojos, tan solo me pregunto: ¿Por qué me incomoda esta situación? ¿Qué hay en ella que yo deba aprender? ¿Qué hay para mí aquí que me hará crecer? Con ellas, cada dificultad se convierte en un reto, en un regalo del universo que me permite seguir progresando. Para mí es importante aceptar el momento, abandonarme a él y confiar en el universo, es la única opción que conozco que me permite sacarle todo el valor a cada instante. Con esa mirada encuentro siempre un propósito superior a mis actos (ayudar a los que me rodean, practicar la humildad para sanarme, encontrar algo en mí que había perdido…). Muchas veces sabemos lo que nos gustaría, pero no siempre lo que realmente necesitamos.

Las situaciones difíciles son grandes maestros para quienes las viven. Como todo viaje del héroe, pasar por la dificultad y superarla es lo que te permitirá regresar a casa con más fuerza. No quiero despedirme sin hacer mención de algo que considero lo más valioso y bonito: tu decisión de acompañar a tu familia en la enfermedad (otro gran maestro). Tú eres un ser completo cuando unes la parte profesional y personal. Posiblemente la vida te pone en esa situación para que puedas estar con ellos.

GRACIAS de nuevo por escribir, espero que pueda servirte, y por favor… no pienses que no podrás tener un trabajo como el que quieres, al hacerlo te estás cerrando las puertas. Ahora mismo solo puedes ser tu mejor versión de ti misma, vivir lo que te trae la vida y esperar que tu héroe resurja de las cenizas en el momento más inesperado.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*