¿Cómo se puede ser una empresa feliz cuando tienes que despedir a gente?

14 Junio 2015 2 Comentarios

Minutos estimados de lectura: 1

Ask Jaume Gurt

PREGUNTA

Me tocó despedir a mucha gente por problemas de la empresa. ¿Cómo se puede ser una empresa feliz en momentos así?

RESPUESTA

jaume-gurt-infojobs

Jaume Gurt, CEO de InfoJobs

Algunas veces nos toca despedir a personas, porque sus valores no están alineados con los de la empresa, porque la empresa entra en pérdidas que no puede sostener… En esos momentos ser una empresa feliz es hacer los despidos con amor, con empatía, con delicadeza, con serenidad, sosteniendo todo aquello que los afectados te van a decir, asumiendo la responsabilidad de lo inevitable.

La vida se ha de ver en perspectiva para saber apreciar toda su sabiduría y poder decir si algo fue bueno o no tan bueno para uno.

Tal vez en ese acto ganaste una experiencia para no repetir la situación en una empresa mayor y llevarla al éxito. Tal vez esas personas encontraron, al cabo de unos meses, un lugar de trabajo mejor, tal vez… Lo único cierto es que eso fue, y sólo el tiempo y nuestra mirada hacia atrás dirán cuanto te trajo la situación.

Seguro que al cabo de unos años, si buscas encontrarás la respuesta.

Comentarios (2)

  1. Gracias Jaume por tu sabia reflexión. Totalmente de acuerdo. En mi caso he tenido que despedir a más personas de las que me gustaría y solo una lo hice de un día para otro en contra de mis principios. Me juré a mi mismo que no lo volvería a hacer jamás y pasado un tiempo contacté con la persona en cuestión para pedirle perdón por la forma en que lo llevé a cabo.

  2. Alfredo Ferrer dice:

    Recuerdo mi primer despido de un buen trabajador, un colaborador cercano, un amigo. La compañía empezaba a sufrir la crisis y el reajuste no era dudoso.

    Alguien me dijo: “Tranquilo, no te agobies, con el tiempo estos despidos no te dolerán tanto”.

    Le respondí: “Espero que nunca llegue ese día, despedir a un buen trabajador porque no hay trabajo es duro y espero que me duela toda mi vida”.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*