Piensa muy bien lo que pides

23 julio 2015 1 comentario

Minutos estimados de lectura: 2

pedir-deseos

En el año 2009, en medio de una crisis que tocaba de lleno nuestro modelo de negocio basado en ofertas de empleo, no veíamos la forma de estabilizar la caída en resultados. Cada trimestre teníamos que rectificar nuestras previsiones a la baja y no encontrábamos el final del vacío.

Este movimiento se juntó con un cambio de accionistas y con el correspondiente periodo de adaptación. Durante ese tiempo pedía estabilidad y que me dejasen hacer las cosas a mi manera para intentar recuperar las ventas. Simplemente que nos dejasen trabajar, en vez de las continuas e interminables reuniones para dar explicaciones, consecuencia de una crisis que ni gobierno ni FMI sabían manejar. ¡Cuanta soberbia tienen las empresas, pensando que pueden planificar y controlar las cosas!

Pedía una oportunidad para calmar y centrar a las personas que tenían que darnos los resultados (nunca habíamos trabajado en crisis y, por tanto, no nos manejábamos bien allí). Pedía confianza. Piensa muy bien lo que pides, porque se te puede conceder.

“Pedí fuerzas… y Dios me dio dificultades para hacerme fuerte. Pedí sabiduría… y Dios me dio problemas para resolver. Pedí prosperidad… y Dios me dio cerebro y músculos para resolver. Pedí coraje… y Dios dio me dio obstáculos para superar. Pedí amor…. y Dios me dio personas para ayudar. Pedí favores… y Dios me dio oportunidades. No recibí nada de lo que pedí…. Pero recibí todo lo que necesitaba”

Nueve meses más tarde y después de un proceso de selección, me daban la dirección general de InfoJobs. Seis meses después de tomar mi nuevo cargo, mi jefe se tomaba cinco meses sabáticos. Allí comprendí la importancia de aprender a pedir. Piensa muy bien lo que pides, porque se te puede conceder.

Y tú… ¿Qué le pides a la vida?

Tags: , , ,

Comentarios (1)

  1. Jorge dice:

    Jaume,

    Como siempre gracias por compartir tus experiencias.

    Hace poco empecé a leer un libro de 1930 “Piense y hágase rico” de Napoleón Hill. Comenta que para tener éxito en la vida es necesario tener DESEO y FE.

    Buen fin de semana.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*