MINDFULNESS 2 (la acción)

20 Abril 2017 0 Comentarios

Minutos estimados de lectura: 2

 

El niño se encoge y aumenta el volumen de su sollozo, esto enfurece todavía más a la madre y aumenta el volumen de sus gritos. “¿Te he hecho algo para merecer esto?”, “cállate”, “o te callas o te callo” amenaza, “ca-lla-t e”, “CA-LLA-TE”, repite subiendo el tono y el volumen en cada repetición, “O TE CALLAS O TE CALLO”, … La presión que sufre la madre es demasiado fuerte, y por algún sitio tiene que salir. Todo termina con una bofetada, la fuerza aparece como la solución final para romper una dinámica destructiva que no conducía a ninguna parte, y que sin duda alguna les ralentizaba el camino hacia el destino al que se dirigen. El niño llora más fuerte que nunca, no se ha solventado el que parecía el problema inicial, pero la madre se ha liberado con su acción, y ahora continúan andando.

Esta escena toca mi alma, no creo que esta madre no quiera a su hijo, simplemente la madre no es capaz de liderase a sí misma en este momento, porque hoy está agotada de trabajar, o porque acumula el stress del trabajo, o porque no puede pagar las facturas, o …. ¿Cuántos padres y madres inconscientes de sí mismos intentan arreglar de este modo las situaciones que les superan? ¿Cuántos jefes, directivos o managers no son conscientes de lo que transmiten? ¿Por qué tendemos a tomarnos las cosas de forma personal? ¿Por qué la violencia se presenta en tantas ocasiones como “la solución”?

Todo empieza en la consciencia, en la capacidad de estar presentes y no perdernos en las emociones o en nuestra mente, o en nuestro cansancio, o en aquello que nos aleja de nuestro verdadero ser. Pero, ¿Cómo se puede desarrollar esa conciencia? Mindfulness es una opción. Mindfulness es una cualidad de la mente o más bien la capacidad intrínseca de la mente de estar presente y consciente en un momento determinado, en un momento en que cuerpo y mente se sincronizan totalmente en un instante de realidad presente.

La solución de esta madre solventa a corto, pero, ¿Qué efectos tendrá en el futuro?

¿Realmente creemos que una bofetada, un despido, o un grito, solventarán nuestro problema? Ellos pueden alejar nuestros fantasmas por un instante, porque en el fondo se trata de eso, tan solo de fantasmas, pero la vida nos traerá de nuevo la oportunidad de crecer y desarrollarnos en aquello que necesitamos, hasta que aprendamos la lección, porque a lo que te resistes persiste.

Tags: , ,

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*