La tecnología cambia el mundo

31 Octubre 2016 0 Comentarios

Minutos estimados de lectura: 3

man-person-clouds-apple

Es evidente que la tecnología está cambiando nuestras vidas, pero en las acciones cotidianas suceden muchas pequeñas situaciones que pasan desapercibidas para la mayoría, sin embargo estas son las que realmente nos enseñan el verdadero poder que traen las máquinas.

Hoy es sábado, son más de la una de la madrugada, esta noche hemos salido a cenar al puerto del Masnou y ahora llega la hora de irnos a casa. Al poner el ticket del parking, algo inesperado sucede, la maquina no me cobra con la tarjeta (1: ¿asumimos que no pueden fallan nunca?) pero tampoco me devuelve el ticket para poder salir. Llamo por el interfono (2: ¡qué pequeño han hecho el mundo!) y prometen mandar a alguien. Empiezan a acumularse las personas en una cola que cada vez es más larga. Llega un guardia y lo intenta con toda su voluntad, pero nada sucede.

La cola se empieza a poner nerviosa, el murmullo crece y alguna que otra mala palabra salta hacia el guardia (3: ¿la tecnología, cada vez más rápida, nos ha hecho perder la capacidad de espera?), incluso algunos amenazan con hacer saltar la valla e irse sin pagar. La solución es fácil: ir al otro punto de salida, justo al otro lado del puerto, pero las personas de la cola son exigentes y no quieren tomar el coche hasta allí (4: ¿hemos perdido la empatía porque es un error técnico? ¿La tecnología nos ha vuelto menos tolerante a los fallos?). El guardia, con calma, lo deja claro “podéis hacerlo, pero las cámaras registraran vuestra matricula y la próxima vez no os dejaran entrar sin antes pagar vuestras deudas” (5: ¡las cámaras son el guardián del Karma!). Las actitudes cambian, el control de ojo que todo lo ve ha calmado a las fieras y las ha puesto de nuevo en su lugar. Empieza un desfile con caras resignadas (ya no recuerdan o no han conocido un mundo menos tecnificado, más humano, más lento: para el que desee probarlo o reencontrarse se aconseja viajar a India, y de regalo se llevara una clase magistral de paciencia). Ellos se van, pero yo no tengo ticket ¡Estoy atrapado!

Nuevo intento sin resultado, pero la solución llega por el walkie “que se pasé por la garita central que le sacamos un duplicado de la tarjeta” (6: las cámaras han registrado la matricula al entrar, y la impresora duplica todo lo que necesite).

Media hora intensa, descuento manual de una hora, y toda una experiencia. ¿Te puedes imaginar cómo hubiesen sido las cosas sin la tecnología? ¿Puedes escuchar las conversaciones con el que cobra? ¿Cómo has cambiado en tus exigencias y actitudes por el uso continuo de la tecnología? ¿Sales de casa habitualmente sin el móvil? ¿Dónde dejas tus rasgos humanos, tu paciencia, tu empatía, tu…?
La tecnología está cambiando el mundo, las personas y, el trabajo, las relaciones. Trabaja para que ese cambio sea valioso también para tu humanidad.

Tags: , , , ,

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*