En el silencio aparece la respuesta

15 Diciembre 2015 2 Comentarios

Minutos estimados de lectura: 2

silencio

La venda que tapa mis ojos me impide ver, solo oscuridad. Cualquier ruido puede ser una buena pista, pero el silencio lo inunda todo. No me muevo, a pesar de sentir la mirada de 100 ojos que me observan.

Mis sentidos se agudizan en busca del “ladrón”. Mi misión es atraparlo antes de que él encuentre el “tesoro”. Siento que está moviéndose, pero no consigo localizarlo con un ruido.

Pasan cuatro minutos y sigo sin moverme, el tiempo parece infinito hasta que comete un error. Un roce con un obstáculo me dice donde está; la atención plena de todos mis sentidos hace el resto y un mapa aparece en mi mente. Con una idea clara me muevo silenciosamente para que no sepa de mí, cuidando no hacer ruido con los obstáculos que encuentro en mi marcha. ¡En menos de treinta segundos lo he capturado!

¿Por qué no te movías? ¿Por qué has esperado tanto? ¿Cómo has logrado atraparlo tan rápido? Las cincuenta personas que observaban el desarrollo del juego lanzan un montón de preguntas. Yo lo tengo claro, primero recojo la información, luego actúo con la máxima precisión posible.

Esta situación bien podría ser un problema real de cualquier día en la oficina: queremos ganar un mercado y no sabemos por dónde empezar, necesitamos lanzar un producto nuevo para ganar una ventaja competitiva, un área de la empresa muestra un incremento de desencanto significativo…

Muchas veces me siento con los ojos cegados ante retos o dificultades a superar, entonces más que moverme a ciegas, intento escuchar a mis clientes, al mercado, o a las personas afectadas; si hago las preguntas adecuadas y si soy capaz de eliminar el “ruido” externo que puede despistarme, ellas me regalan las respuestas.

¿Para qué gastar energía, ilusión o dinero, sin información de dónde actuar o hacia dónde ir? Las prisas no me ayudan a llegar antes. Cuando tengo claro dónde ir, el camino aparece por arte de magia.

Tags: , , , , ,

Comentarios (2)

  1. Montse Perernau dice:

    Tens tota la raó, si sapiguessim escoltar més i observessim més als altres les coses ens anirien moooolt millor. Però com es fa això ? That´s the question. Com s’ apren a escoltar més ?

    • Jaume Gurt dice:

      Hola Montse

      Muchas GRACIAS por seguirme, GRACIAS por sembrar en otros compartiendo. Tu pregunta es muy interesante, ¿quién nos enseña a escuchar? Hay buenas prácticas que pueden ayudarte para adquirir ese hábito, se trata de establecer conversaciones donde hay un elemento que es el que da la palabra, mientras uno lo tenga el otro debe escuchar. También puedes ir al bosque y parar a escuchar cuantos ruidos distintos oyes, luego lo haces en un pueblo, en un descampado, en una ciudad… Poco a poco aprendes a recibir. Una buena manera antes de atender a una persona es: ¿qué me esta queriendo decir esta persona? y sobre todo, focalizar todos tus sentidos en mirarla, sentirla, escuchar y comprender todo aquello que se dice, con la práctica se aprende a escuchar.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*