El instante más difícil

31 marzo 2016 3 Comentarios

Minutos estimados de lectura: 2

separacion

Son las 19.00, hoy es 10 de enero, hace pocos días que han terminado las fiestas de navidad. Los reyes se han portado bien y le han traído a Pol (11 años) algunas de las cosas que pedía. Él está sentado en el sofá del comedor junto a su madre, yo enfrente.

Llevo varias noches durmiendo mal, he estado preparándome para este momento, pero daría lo que fuese para no tener que pasar por esto. El corazón me palpita fuerte, tengo el estómago cerrado desde no recuerdo cuando, y una tristeza infinita invade mi ser.

Daría lo que fuese para no tener que pasar por esto, pero siento que es el paso que debo dar. Hoy tengo que contarle a mi hijo que nos separamos, que rompemos nuestra unidad familiar, que es un tema entre los padres y que él no tiene nada que ver, que me voy de casa, que ya no nos veremos todos los días y, por encima de cualquier cosa, que lo quiero con locura.

No sé cómo empezar. Lo quiero hacer corto, pero no debe quedar ninguna palabra por decir. Sostengo mis lágrimas mientras hablo, intento regalarle la tranquilidad interior que ahora no tengo. Por encima de todo tiene que quedarse con el infinito amor que siento por él. El instante más difícil de mi vida, el más difícil.

Siempre hay momentos donde sentimos que el mundo se acaba, que no seremos capaces de superarlo, que las circunstancias nos superan; pero lo cierto es que sí eres capaz de afrontarlo. Triunfes o no en el intento, tu fortaleza interior crece.

Después de vivir el instante más difícil del mundo, me siento capaz de tener cualquier conversación. Cuando regresan momentos complejos, busco en mi interior ese instante y lo revivo en mi memoria. Frente a eso nada de lo que tenga por delante me da miedo: si entonces pude, ahora también. Buscar la energía del pasado para afrontar dificultades actuales.

Y tú, ¿qué instantes difíciles superaste ayer que hoy pueden alumbrar tu presente?

Tags: , ,

Comentarios (3)

  1. Sergio Ortiz dice:

    La cuestión sobre todo es aprender de dichos momentos duros, todos tienen algo que ofrecer. Mucho ánimo

  2. Marc dice:

    Jaume,

    Eres capaz de transmitir la angustia del momento como si una la estuviera viviendo en primera persona.
    Pero tienes toda la razón, las experiencias negativas han de servirnos para fortalecernos y enseñarnos a caminar con un paso más firme en la vida.
    Gracias por compartir esta experiencia.
    Un fuerte abrazo.

    Marc.

  3. Elisabeth Muñoz dice:

    Me llega este post en el momento justo
    me ayuda mucho
    muchas gracias por compartir tu experiencia

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*