Comer todos los días

31 marzo 2015 0 Comentarios

Minutos estimados de lectura: 0

comida

Al igual que alimento cada día mi cuerpo, también es sano alimentar todos los días mi confianza, mi serenidad, mi capacidad de soñar, mi intelecto…

El resultado de nuestras acciones depende en gran medida de muchos elementos que olvidamos o no cultivamos con suficiente empeño y, cuando los necesitamos, nos encontramos con el vacío.

Como cuenta un dicho asiático: “cambia el techo de tu casa mientras luzca el sol, cuando llueva será más difícil“. Alimenta a tu ser en su plenitud.

Vídeo | Un gran despertar

Tags: , ,

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*