Aprender a ver

17 noviembre 2014 2 Comentarios

Minutos estimados de lectura: 1

Aprender a ver

Es una mañana de otoño. Hemos ido al bosque a recoger setas con unos amigos. Desde pequeño, mi abuelo me llevaba al bosque y recogíamos setas mientras él me enseñaba a verlas y reconocerlas.

El suelo está lleno de hojas y la maleza ha crecido con las lluvias. Distintos tipos de verde se mezclan con los marrones de las piñas y las ramas caídas junto a las últimas flores. Luce el sol y el aire es puro.

Mi amigo abre el grupo cuando tengo que detenerle para que no pise el primer níscalo. En vez de cogerlo, le invito a que lo encuentre, pero no lo ve a pesar de tenerlo justo delante.

Después de un buen rato se lo muestro y le pido que visualice en su mente la forma de la seta y su anaranjado color; debe quedar bien grabado para que esté presente durante toda la búsqueda.

Unos pasos más y se repite la situación. Ahora al detenerlo y, después de un buen rato de buscar, lo encuentra.

Tener nuestro objetivo claro en la mente y llevarlo permanentemente con nosotros nos ayuda a no perder el foco y, finalmente, a alcanzarlo.

¡Cuántas cosas podemos aprender de nuestra vida cotidiana si estamos suficientemente atentos!

Tags: ,

Comentarios (2)

  1. Ade dice:

    Querida Jeanine y querida cuainodmd educativa,Maravilloso el artedculo sobre la recursereda del colegio, realmente inspirador.Creo que el trabajo que desarrollan es realmente importante y urgente de transmitir a otras cuainodmdes educativas. Te felicito y los felicito. Gracias por inspirar e inspirarme tanto con su trabajo. Un gran abrazo desde Sao Paulo-BrasilDaniela

  2. You’re website loads great even from my iPad. Thanks for the helpful info.

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*